La violencia sigue triunfando mientras el fútbol argentino se lamenta. El último ejemplo se dio con la imposibilidad de que Boca cuente con el apoyo de su público en el partido contra Aldosivi de la 28ª fecha que se disputará en el Estadio José María Minella.

La Aprevide no permitirá la presencia de hinchas xeneizes en Mar del Plata para no diezmar la estructura policial que trabaja en los diferentes sectores de la provincia de Buenos Aires. “Se decidió priorizar la seguridad ciudadana, de la gente en general, y no distraer mucha Policía para controlar el traslado de los barras hasta allá”, reconoció Juan Manuel Lugones, titular del organismo encargado de la seguridad deportiva en la provincia.

“El problema es de una sociedad que está muy violenta y complicada. Es más importante para nosotros cuidar lo que está pasando en los barrios y no distraer Policía para custodiar a los barras que vayan por la ruta, con todos los inconvenientes que traen en las estaciones de servicio, los lugares de compra y mismo en Mar del Plata”, reconoció Lugones en diálogo con el programa No todo pasa que se emite por TyC Sports.

La contracara de esta situación se dará en Bahía Blanca, donde el equipo que comanda Guillermo Barros Schelotto sí podrá contar con el apoyo de sus fanáticos. “Serán hinchas de Boca, pero la Barra no va a estar”, aseguró Lugones sobre el duelo contra Olimpo por la 29ª jornada que se disputará el próximo miércoles 21 de junio.

El choque entre Boca y Aldosivi se desarrollará el próximo sábado en el Estadio José María Minella desde las 17:45. A raíz de que el partido de River se disputará el domingo, el Xeneize deberá esperar 24 horas para conocer si puede ser campeón.