River recibió una notificación por parte de la Conmebol en la que se le informó que el futbolista Lucas Martínez Quarta tuvo un resultado adverso en un control antidoping. La muestra tomada corresponde al encuentro disputado contra Emelec por la Copa Libertadores, el miércoles 10 de mayo, con igualdad 1 a 1.

La Confederación Sudamericana encontró un exceso de un diurético, por lo que le solicitó la explicación pertinente del caso al club. Los abogados de River, en conjunto con la Asociación del Fútbol Argentino, trabajan en el descargo que será presentado en las próximas horas.

Aunque no se trata de una droga, el exceso en el nivel mínimo permitido en el uso de los diuréticos es generalmente motivo de sanciones fuertes. La contraprueba y el descargo del club serán vitales para determinar si se trató de un doping positivo.

Aunque no generen un estímulo directo en el rendimiento, los diuréticos son utilizados usualmente para eliminar otras sustancias que sí podrían ayudar a mejorar la práctica deportiva. Por tal motivo, la Conmebol aplica sanciones fuertes.

Pocas semanas atrás, Nicolás Figal, defensor de Independiente, dio positivo en un control antidoping por la misma causa, en un encuentro correspondiente a la Copa Sudamericana, y se especula con una sanción de entre seis meses y un año sin jugar.

Lucas Martínez Quarta tiene 21 años y llegó a las inferiores de River proveniente de su Mar del Plata natal a los 16. Su debut oficial fue en la derrota ante Newell’s por 1 a 0, el 20 de noviembre de 2016. Sus buenos rendimientos le dieron rápidamente la titularidad en el equipo de Marcelo Gallardo.

Desde la entidad publicaron un comunicado confirmando la noticia y aclararon que solicitaron la contraprueba. Al mismo tiempo, el departamento médico de River realizará también las pruebas correspondientes.

EL COMUNICADO DE RIVER

“El Club Atlético River Plate informa que este miércoles 21 de junio, la CONMEBOL notificó a la Institución que el jugador Lucas Martínez Quarta dio positivo en el control antidoping que le fuera realizado el 10 de mayo, en el encuentro que River disputó frente a Emelec de Ecuador. La sustancia detectada es hidroclorotiazida (diurético).

El Club confirmó la solicitud de la contraprueba (“Muestra B”) y, asimismo, detalló que este tipo de producto detectado no se encuentra en el menú de medicamentos de utilización cotidiana. En tanto, el jugador aseguró no haber tomado medicación alguna no prescrita por la Institución. A su vez, River presentará los descargos correspondientes, debido a que se desconocen los motivos de esta situación.

A raíz de este resultado, River Plate, a través de su Departamento Médico, realizará las pruebas de laboratorio correspondientes a los productos de uso médico con el fin de descartar eventuales contaminaciones.

River Plate confía en que la situación se resolverá favorablemente sin consecuencia alguna para el jugador”.