Una vez finalizada la temporada, las preocupaciones de River y Boca pasan por el mercado de pases de cara al próximo semestre. Si bien el Millonario ya incorporó cuatro jugadores en una semana debido a su compromiso con la Copa Libertadores que se está disputando y el Xeneize no presenta apuro ya que solo tendrá una competencia hasta diciembre, ambos conjuntos se ilusionan con fichar distintos jugadores para fortalecer sus planteles, además de las posibles bajas que puedan sufrir.

Por el lado del equipo comandado por Marcelo Gallardo, ya son oficiales las adquisiciones de Germán Lux, Javier Pinola, Enzo Pérez e Ignacio Scocco. Pero el Muñeco sueña con poder ampliar su lista de dirigidos ya que cuenta con el dinero por la venta de Sebastián Driussi al Zenit de Rusia (15 millones de euros).

Entre los principales apuntados aparece Leonel Vangioni, que se encuentra relegado en el Milan e intentará buscar continuidad de cara a Rusia 2018. El Piri le hizo saber a la dirigencia que anhela volver a ponerse la banda. El zurdo seduce por su jerarquía y si el técnico da el visto bueno se sumaría. Sin embargo, Rodolfo D’Onofrio ya adelantó que deberá ser a costo cero, ya que el defensor se fue con el pase en su poder y la transferencia no dejó dinero a la institución.

Para complementar la zona media las opciones que aparecen son Gabriel Gudiño y Nicolás De La Cruz. El primero viene de hacer un gran campeonato pese a descender con Atlético de Rafaela y su ficha ronda los dos millones de dólares. El segundo es hermano de Carlos Sánchez y si bien está cerca de ser adquirido por el Milan (actualmente se desempeña en Liverpool de Uruguay), podría ser cedido a préstamo. Para ello, River deberá desprenderse de un extranjero (Arturo Mina recibió ofertas desde México y Marcelo Gallardo no lo concentró para el juego por Copa Libertadores del martes ante Guaraní).

También aparecen en el radar del club de Núñez dos jóvenes delanteros del fútbol local. Nicolás Leguizamón, de Colón, tiene 22 años y viene de marcar cinco tantos en el torneo. La otra opción es Franco Soldano, de 26 años. El punta de Unión de Santa Fe convirtió seis goles en la pasada competencia.

Una de las bajas que podría sufrir el club albirrojo es la de Gonzalo Martínez. El Pity transmitió su deseo de quedarse hasta fin de año en la institución pero desde el Sporting de Lisboa están dispuestos a pagar su cláusula de rescisión de 16,5 millones de euros.

Ante esta mezcla de arribos y salidas, el posible equipo de River Plate para la siguiente temporada podría ser: Germán Lux, Jorge Moreira, Jonatan Maidana, Javier Pinola, Leonel Vangioni, Nacho Fernández, Leonardo Ponzio, Enzo Pérez, Ariel Rojas, Ignacio Scocco y Lucas Alario.

Por el lado del elenco encabezado por Guillermo Barros Schelotto, el único fichaje cerrado es el de Paolo Goltz, a quien el DT viene observando desde hace tiempo. Claro que es solo el comienzo, ya que el Mellizo desea varios nombres para consolidar su equipo.

La institución no disputará competencias internacionales hasta el 2018, pero la idea es traer la mayor cantidad de futbolistas ahora ya que en diciembre solo se podrá incorporar dos jugadores. Cupos que tienen reservados para la contratación de un arquero y la posible vuelta de Carlos Tévez.

Si bien el entrenador le pidió al presidente, Daniel Angelici, que la base del equipo no se toque, la inminente venta de Cristian Pavón al Zenit por 18 millones de euros (valor de su cláusula) y la incierta continuidad de Darío Benedetto, que es pretendido por varios clubes a pesar de que Boca aumentará su contrato, ocasionarían que el conjunto de la ribera fuese en busca de jugadores de renombre.

El principal reemplazo pensado para el extremo de 21 años es el colombiano Dorlan Pabón, actualmente en Rayados de Monterrey. Mientras que en las últimas horas fue ofrecido Ramón Wanchope Ábila en caso de que el goleador, ex Arsenal, decida irse.

Los mandatarios de la entidad azul y oro tienen la intención de extender el vínculo de Jonathan Silva, quien finalmente se adueñó del lateral izquierdo. Por su parte, le realizarán una contraoferta a San Pablo para seguir contando con los servicios de Ricardo Centurión, una de las grandes debilidades del entrenador.

En la defensa, Pinola era la primera opción para el puesto de segundo marcador central, pero el ex Rosario Central finalmente se inclinó por River. Ante este panorama, los directivos planean apostar fuerte por el retorno de Gary Medel, quien no será tenido en cuenta en el Inter de Italia.

Otro de los que podría emigrar es el lateral Gino Peruzzi. En caso de que el ex Vélez se marche, un nombre que gusta es el de Víctor Ayala, un viejo conocido del entrenador de su paso por Lanús. El paraguayo tiene decidido no volver al Al-Nassr de Arabia Saudita.

En la zona media otro jugador que vistió la camiseta del Granate es la prioridad. Se trata de Guido Pizarro, pieza clave de Tigres de México. En el Xeneize están decididos a pagar los seis millones de dólares de su cláusula para hacerse con sus servicios.

Aunque el esquema predilecto del Guillermo es el 4-3-3, al técnico le gustaría contar con un enganche para tener más variantes. Para ocupar ese lugar aparecen tres nombres en carpeta: Óscar Romero (sin continuidad en Alavés de España, pero su pase pertenece al Shanghai SIPG de China), Leonardo Valencia (el chileno se desempeña en Palestino de su país) y Emanuel Bebelo Reynoso (la gran figura de Talleres de Córdoba).

Además, Cristian Espinoza estaría en la mira para ser recambio en la delantera. El ex Huracán no tiene continuidad en España y podría retornar al país.

En consecuencia, una formación factible sería: Agustín Rossi, Victor Ayala, Gary Medel, Paolo Goltz, Jonathan Silva, Fernando Gago, Wilmar Barrios, Guido Pizarro, Dorlan Pabón, Ricardo Centurión y Wanchope Ábila.