San Pablo rechazó la primera oferta de Boca para adquirir los derechos de Ricardo Centurión, quien por esta circunstancia deberá volver al club de Brasil. El Xeneize había propuesto abonar 2,8 millones de dólares a pagar en tres cuotas en 18 meses pero dicho monto no habría convencido a la institución paulista.

El pasado 30 de junio se venció el préstamo del atacante de 24 años, que contaba con una opción de compra de seis millones de dólares. Rápidamente el club de la ribera se movió para tratar de retener al ex Racing ya que es uno de los pilares fundamentales en el equipo dirigido por Guillermo Barros Schelotto.

En abril, Daniel Angelici había declarado que el cuadro azul y oro pagaría la totalidad del pase del jugador al finalizar el campeonato, además de la vuelta de Carlos Tevez a fin de año. “Tenemos el dinero para traer a los dos. Una será una decisión del jugador y en la otra tendremos que negociar con el San Pablo”, aclaró.

Luego, el delantero se metió en diferentes escándalos personales y desde la dirigencia del último campeón afirmaron que no harían uso de la opción. Por su parte, el elenco brasileño aclaró que no habrían más prestamos.

Una vez terminada la temporada, el Mellizo se reunió con la comisión y exigió que Centurión permanezca en el plantel. Por lo que, cumpliendo con el deseo de su DT, Boca volvió a iniciar las tratativas.

En la semana, Centurión había expresado su anhelo de quedarse en la institución. “Si no sigo en Boca, me retiro del fútbol”, desafió. Si bien se espera una contraoferta, desde el entorno de la negociación declararon: “Están muy lejos las partes. No creo que se haga”.

Ricky había arribado al Xeneize en agosto del año pasado. Su préstamo por un año fue a cambio de Andrés Chávez, por el que se efectuó el mismo acuerdo.