El campeonato que tiene por delante Vélez es uno de los más importantes de su historia: podría descender por primera vez tras 74 años seguidos en Primera. Para evitar eso, deberá sumar la mayor cantidad de puntos posibles ya que comienza muy comprometido con la tabla de promedios.

Perseguido por ese estigma, el Fortín inició el armado del plantel con complicaciones por la dificultad con la que se topó en el mercado de pases. En las últimas horas, logró quebrar la mala fortuna en las negociaciones e hizo el anuncio de un importante apellido: Gonzalo Bergessio.

El delantero viene de terminar su vínculo con San Lorenzo luego de sumar 2 goles en los 27 partidos que disputó. El entrenador Diego Aguirre le avisó que no iba a ser tenido en cuenta y Lavandina decidió aceptar la propuesta del elenco de Liniers, por encima de la oferta que recibió desde Belgrano de Córdoba.

El arribo de Bergessio calma la ansiedad del entrenador Omar De Felippe, quien fue noticia por empezar la pretemporada con un dato curioso: los 24 jugadores presentes eran surgidos del club.

Ya con el delantero que cumplirá 33 años en los próximos días dentro del plantel, el objetivo de Vélez será el de contratar al ex defensor del club Marco Torsiglieri.