El inicio de la temporada para Boca transcurría con normalidad hasta que una luz de alerta despertó la atención de todos: Cristian Espinoza tuvo un percance durante su revisión médica y no viajará mañana a la pretemporada con el resto del plantel, tal cual estaba estipulado.

El ex delantero de Huracán deberá realizarse estudios complementarios que demuestren que está está apto para sumarse a la institución. En caso de tener resultados satisfactorios, le pondrá la firma al contrato que lo transformará en la segunda incorporación de Xeneize. El problema radica en una cicatriz de la tibia.

Ante esta contingencia, Guillermo Barros Schelotto resolvió que Agustín Bouzat ocupará el lugar vacante en la delegación que viajará a Ciudad del Este (Paraguay), donde harán la pretemporada hasta el 29 de julio. Bouzat es un producto de la cantera del club que el torneo pasado tuvo buenos rendimientos en Defensa y Justicia.

Mientras se aguarda por la resolución de la situación médica de Espinoza, el entrenador también espera las conclusiones de las negociaciones con Edwin Cardona y Ramón Ábila. El colombiano podría ser oficializado en las próximas horas, luego de que Monterrey confirmara en un comunicado la cesión por 12 meses del futbolista de 24 años.

Hasta el momento, Paolo Goltz fue el único refuerzo que Boca hizo oficial.