Fue una nueva novela en el mundo Boca. Cristian Espinoza había sido confirmado como refuerzo xeneize a fines de la semana última, pero ayer surgieron inconvenientes con su revisión médica y el pase quedó en espera hasta hoy. Finalmente, el volante firmó el contrato y se sumará en las próximas horas al a pretemporada en Ciudad del Este, Paraguay.

Temprano, el representante de Espinoza, Ezequiel Manera, dijo que ya estaba todo solucionado y así el futbolista será el tercer refuerzo xeneize tras las incorporaciones de Paolo Goltz y el colombiano Edwin Cardona. Llega a préstamo por un año, proveniente de Villarreal, de España, el dueño de su pase.

“Se solucionó el inconveniente y viajará en las próximas horas”, contó Manera en Radio La Red y explicó por qué el atacante, de 22 años y cuyo pase pertenece a Villarreal, no pasó los exámenes médicos: “Cuando jugaba en Huracán, sufrió una microfractura por estrés en el peroné. Él siempre siguió jugando hasta que Villarreal lo hizo parar dos meses para recuperarlo. En los exámenes, vieron una fisura, pero está solucionado. Si pasa algo, se hace cargo Villarreal y no Boca”.

En los estudios, se vio una cicatriz que presenta sobre una tibia y por eso los cuerpos médicos de ambos clubes estuvieron intercambiando opiniones sobre la condición física del jugador y las eventuales consecuencias de esa marca en la tibia, que en España dicen que no es un problema. Lo que tiene es una periostitis tibial y por el momento no le impidió jugar.