“Es una decisión muy difícil de tomar, pero por mi salud mental lo mejor era alejarme”, expresó Maximiliano Rodríguez, quien dialogó algunos minutos en conferencia de prensa y confirmó su alejamiento de Newell’s. El capitán acusó un desgaste que lo llevó a pensar en cambiar de aire, pero aclaró que pretende retirarse en la Lepra en el futuro.

Si bien existen rumores sobre su arribo a la liga mexicana o norteamericana, la Fiera remarcó que no tiene nada apalabrado y recién ahora analizará dónde estará su futuro profesional. Agradeció los llamados de clubes de Buenos Aires (en este mercado lo contactaron River, Boca, Racing y San Lorenzo), pero aclaró que en Argentina solamente vestirá la camiseta de Newell’s.

“Vine acá casi en mi mejor momento personal y en el peor del club. A pesar de que conseguí lo más lindo que fue salir campeón, también fue lindo sacarlo del descenso”, recordó Maxi, quien se marchó del Liverpool a mediados de 2012 para cumplir el sueño de jugar otra vez en el Rojinegro, donde consiguió el Torneo Final 2013.

El referente de la institución rosarina no quiso ahondar en detalles, pero reconoció que tuvo diferencias con miembros de la dirigencia comandada por Eduardo Bermúdez. Cabe recordar que tras el final del campeonato, otros futbolistas de renombre como Ignacio Scocco, Mauro Formica y Sebastián Domínguez también se marcharon. “Todo lo que pasa en el club te saca del objetivo, te desgasta mentalmente. Por mi salud, decido alejarme de Newell’s”, contó.

“Me duele ver a Nacho (Scocco) con otra camiseta y al Gato (Formica) en México, porque sé que no se querían ir, pero a veces hay que tomar decisiones”, sentenció el jugador de 36 años, que se siente en plenitud física para extender su carrera.

Por último, agradeció al público leproso por “estar siempre” y cerró: “Antes de jugador, soy hincha. Ojalá con el Chocho (Llop) se repita una buena campaña”.