El ruso Nashkho Galaev creía que todo había llegado a su fin. Y su rival Denis Mutsnek, de Kazajstán, quien lo había sometido con un estrangulamiento perfecto, también supuso lo mismo. Sin embargo, ambos se equivocaron.

Ambos luchadores de artes marciales mixtas se enfrentaron en el evento semiestelar ACB 64. Y un error del árbitro cambió el rumbo de la pelea. Es que no percibió que Galaev había quedado inconsciente durante la llave que su contrincante había hecho sobre su cuello. Fueron pocos segundos, que pudieron ser fatales.

Sin embargo, Galaev logró salir de esa toma y se recuperó. Un golpe de puño en la mandíbula de Mutsnek comenzó con el derrumbe de éste. Luego un rodillazo y otro más, para colocarlo de espaldas en la lona. Nunca más consiguió recuperarse.