En la Asociación del Fútbol Argentino se produjo una reunión que marcó el futuro de este deporte en el país. Allí dialogaron Claudio Chiqui Tapia, presidente de la AFA, y Mariano Elizondo, CEO de la Superliga. Y los protagonistas firmaron el llamado “convenio de coordinación”.

Tras varias idas y vueltas, hubo acuerdo por este convenio de reciprocidad entre ambas entidades, algo que será clave tanto para el arranque del fútbol como para la economía de los clubes.

Debido a esta prestación de servicios, la Superliga le dará 14 millones de pesos a la AFA para que logre una autonomía y para saldar los gastos administrativos y el uso de servicios como los tribunales, oficina de jugadores y árbitros. Además, le brindará el 18 por ciento de todo aquello que genere.

Esta rúbrica es importante para los clubes, debido a que destrabará el pago mensual que deben hacer las empresas Fox y Turner y que no se produjo el pasado 10 de julio por la falta de esta firma. Aunque tienen tiempo hasta diez días hábiles para depositar el monto establecido (serán aproximadamente 3.000 millones de pesos al año), la intención de los nuevos dueños de los derechos audiovisuales es hacerlo lo más rápido posible para no crear un conflicto que pueda derivar en la postergación del torneo, el cual está previsto para el fin de semana del 20 de agosto.

Es de esperar que el dinero que ingrese por la TV contribuirá para ordenar las cuentas de varios clubes, que deben ponerse al día con los pagos a sus planteles. Dentro de este rubro las entidades que se encuentran más comprometidas son Huracán, Newell´s, Banfield y Olimpo.

Pese a que el monto no sería suficiente para saldar la totalidad de las deudas, la Superliga se encuentra trabajando junto a Sergio Marchi, secretario general de Futbolistas Argentinos Agremiados, para que todos los clubes acomoden sus cuentas con los deportistas.

Vale mencionar que durante los primeros 90 días el reparto del dinero se hará de la misma manera a como se venía realizando: Boca y River en el podio; luego aparecen Independiente, Racing, San Lorenzo y Vélez; y en el tercer escalón el resto de los equipos participantes. De todas formas, durante ese período negociarán para determinar cómo será el reparto hasta fin de año y el de la temporada siguiente.

Algunos dirigentes impulsan la idea de incluir variantes como méritos deportivos, el rating y asistencia del público para confeccionar la nueva división de ingresos.