Se terminó la extensa novela sobre el futuro de Ricardo Centurión: jugará en el Genoa de Italia la próxima temporada luego de firmar su contrato en las últimas horas con la institución en la que jugó la temporada 2013/14.

Ricky confirmó su transferencia por intermedio de una Stories de su Instagram: allí se lo ve estampando la firma en el vínculo con el cartel publicitario de la institución italiana de fondo.

La entidad pagó 3 millones y medio de dólares por su ficha y la relación contractual es por cuatro años.

Fue una semana difícil para el mediocampista de 24 años, que se hizo la revisión médica con el Genoa el jueves pasado. Sin embargo, optó por no quedarse y retornó a la Argentina para sumarse a Boca.

Un escándalo en un boliche bailable el sábado terminó decantando en el punto final de su historia con el Xeneize: el club decidió dar marcha atrás en la compra de su pase y el futbolista se descargó con un duro comunicado por las redes sociales.

Si bien se barajó la posibilidad de volver a San Pablo –club dueño del pase– y hasta lo sondearon de Lanús, Centurión prefirió acordar con su primera opción en este mercado de pases y viajó a Italia para estar en un club que estuvo cerca de perder la categoría en la Serie A la última temporada.

El talentoso deportista surgió de Racing en el 2012 y tuvo pasos por Genoa, San Pablo y Boca.