Con varias caras nuevas, Racing afrontó la vuelta de los 16avos de final de la Sudamericana ante Independiente Medellín, al que derrotó 3-1 en Avellaneda.

Con una actuación muy inteligente, no se desesperó pese a haber arrancado 2-0 abajo en el marcador y terminó logrando la clasificación a los octavos de final con un triunfo por 3 a 2 en Colombia y un global de 6-3.

Diego Cocca formó un planteo cauteloso para golpear de contragolpe y sentenciar la serie. En la siguiente instancia, la Academia enfrentará al Corinthians de Brasil, que eliminó ayer a Patriotas de Colombia.

Juan Patiño, Lucas Orban, Egidio Arévalo Ríos y Ricardo Noir (uno que regresó), los cuatro refuerzos de la Academia, fueron titulares en Medellín. Las otras incorporaciones que no estuvieron disponibles hoy fueron Augusto Solari, Martín Ojeda y Renzo Saravia, a la vez que el presidente Víctor Blanco anunció en la previa que el cafetero Andrés Ibargüen está a punto de firmar.

La particularidad en el historial de estos equipos es que Racing ganó los tres enfrentamientos que tuvieron (por la ida de la actual edición y en la fase de grupos de la Libertadores de 1967).

Por su parte, los colombianos venían invictos como locales jugando Sudamericana (dos triunfos y tres empates), mientras que para el elenco argentino significó la primera victoria fuera de casa en este certamen (dos igualdades y tres caídas).