n la Bombonera, Boca disfrutó de una jornada especial. El encuentro amistoso de esta noche ante Villarreal de España , en el que se impuso 1-0 con gol de Cristian Pavón, fue la excusa ideal para celebrar la conquista del último torneo de primera división, que al mismo tiempo representó el segundo amistoso en la pretemporada y el primero en el país, después del empate con Nacional de Uruguay en Ciudad del Este.

Fueron 19 toques y una última combinación entre Gago y Pavón para que llegara el gol. Los hinchas xeneizes estallaron en las tribunas y ya sueñan con prolongar el dominio doméstico en la Superliga, el objetivo inmediato del equipo de Barros Schelotto.