Estudiantes de La Plata derrotó por 2-0 a Nacional de Bolivia y avanzó a los octavos de final de la Copa Sudamericana. Dos goles de Mariano Pavone aseguraron la clasificación para el Pincha en el estadio Ciudad de La Plata, con un triunfo que ratificó el 1-0 conseguido en el partido de ida. Así, el equipo dirigido por Gustavo Matosas ya está entre los 16 mejores del torneo, instancia en la que se enfrentará con Nacional, de Paraguay.

Este partido quedó marcado también como el último que disputó Santiago Ascacíbar, que emigra al Zenit de San Petersburgo, la nueva Meca de los futbolistas argentinos. “Uno siente emoción por tantos años que pasaron en Estudiantes. Es una alegría terminar jugando un partido acá en la Plata, porque las ganas siempre estuvieron. Me sorprendió el destino futbolístico, pero se dio así. De este club me llevo una familia, respeto y educación”, dijo el joven volante.