En el segundo tiempo, tras una carrera, se vio como la rodilla derecha de Luis Suárez le hacía un mal gesto. Casi al mismo tiempo, Barcelona realizaba el tercer cambio (Digne por Alba) en la derrota por 1-3 frente a Real Madrid por la Supercopa de España . Así, el delantero uruguayo siguió en el terreno de juego hasta el final del partido, pero lo hizo cojeando ostensiblemente. En algunos momentos se podía ver incluso como no corría y se limitaba a caminar por el terreno de juego.

Si bien el club emitió un parte breve en el que informa de la molestia, habrá que esperar a este jueves a que se le hagan más pruebas para saber si tiene una lesión más importante.

Lo que suceda con Luis Suárez ofrece una doble lectura: una ausencia por lesión complicaría aún más el panorama de Barcelona, que empezó la temporada con dos derrotas ante su archienemigo histórico, además de sufrir la salida de Neymar, y según los plazos, se verá en qué condiciones estará el delantero con miras al partido que debe jugar el 31 del actual contra la selección argentina, en Montevideo, en un duelo clave por las eliminatorias.