Enzo Pérez señaló que le gustaría seguir formando parte de la selección argentina. Si bien el volante de River no formó parte de la delegación que viajó con Jorge Sampaoli a la gira en Oceanía, se ilusiona con ser citado para el partido de las eliminatorias ante Uruguay y Venezuela, ya que el DT todavía no completó la nómina con los jugadores del fútbol local.

El habilidoso mediocampista de 31 años, que lleva su nombre por su ídolo Enzo Francescoli, comentó que Sampaoli le dijo que “no le hacía falta” verlo porque ya lo conocía, pero que estaba “dentro de su proyecto”.

Pérez consideró al respecto, en diálogo con la emisora Nihuil de Mendoza, que lo conoce a Sampaoli y cree que es “un entrenador al que le gusta mucho atacar y pensar más en el arco rival que en el propio. No se encasilla con un solo sistema, busca que el jugador sea polifuncional y eso es bueno para el jugador de fútbol porque te hace crecer”.

“A la selección siempre la tomo con responsabilidad y quiero seguir estando. Mi lugar me lo gané y creo que siempre he rendido, pero nunca un técnico me dio la posibilidad de tener la continuidad que un jugador necesita”, apreció.

“Cuando arranqué bien y tomé ritmo con Sabella (Alejandro), se terminó yendo, y después me pasó lo mismo con Martino (Gerardo) y con Bauza (Edgardo)”, describió.

El mendocino, que jugó con el seleccionado argentino la final del Mundial 2014 ante Alemania, admitió que “la última noche” previa a ese partido no durmió y comió muy poco al mediodía porque se le “cerró el estómago. “A mí ni siquiera me cae todavía la ficha de que pude jugar un Mundial”, se sinceró.