Juan Martín del Potro no actuará en el repechaje de la Copa Davis entre la Argentina y Kazakhstán, en Astana, del 15 al 17 de septiembre. El tandilense se lo comunicó al capitán Daniel Orsanic, que había viajado a Nueva York sabiendo que iba a ser difícil convencer a Del Potro, pero no perdía las esperanzas. Asimismo, el tenista, que debutará el martes en el US Open ante el suizo Henri Laaksonen, dio a entender que no volverá a participar de la competencia. Es decir que si no sucede nada extraordinario, su última actuación fue la final de 2016 ante Croacia, en Zagreb, cuando la Argentina conquistó el trofeo.

En diálogo con ESPN, Del Potro comentó: “No, bueno, él (Orsanic) ya sabe desde hace mucho tiempo cuál era mi postura sobre la Davis, sobre este año y el futuro. Ser parte de ese equipo campeón, de ese quipo soñado, que los chicos me hayan ayudado a ganarla después de haber perdido dos finales, yo haber podido ayudarlos a ellos, fue como esa gran espina que tuve toda mi vida, toda mi carrera y lo pude lograr con toda la ayuda de ellos. Me hicieron sentir realizado con eso. Ellos ya lo saben. Y yo estoy tranquilo que la copa estuvo todo este año en el país y la gente la pudo disfrutar”.

Sobre su futuro en el tenis, el 24º preclasificado en el Abierto de los Estados Unidos, aventuró: “Me encantaría disfrutar, se disfruta mucho más cuando se gana y se tienen buenos resultados. Pero es importante enfocar lo que queda de mi carrera en estar sano, terminar de curar la muñeca, los problemas que pueda tener en la cadera, o los altibajos que vengo teniendo en lo anímico. Esto pasa muy rapido, la carrera del tenista es corta, yo ya estoy entrando en esos últimos años y quiero disfrutarlo, exprimirlo al máximo y competir como siempre lo deseo”.