Acorde con su condición de campeón del US Open , Juan Martín del Potro es una de las principales atracciones en el último Grand Slam de la temporada. Aun cuando ya pasaron nueve años desde que entró en la historia al vencer a Roger Federer en la final, en la tandilense es ampliamente reconocido en Flushing Meadows y su presencia en las canchas de prácticas es seguida por decenas de seguidores. De hecho, este lunes, en la tribuna ubicada para seguir su práctica con el búlgaro Grigor Dimitrov, había casi más gente que en la cancha adyacente, donde se disputaba un partido por la primera rueda. Aquí, una muestra del cariño que el público siente por el jugador argentino, que se presentará el martes, contra el suizo Henri Laaksonen.