El tiempo apremia y Jorge Sampaoli es consciente de ello. En los pocos días que tuvo de convivencia con sus elegidos, el técnico de Casilda probó diversos dispositivos tácticos con una variedad de nombres tan amplia como le permitió la convocatoria.

En este sentido, a horas del trascendental encuentro ante Perú por las eliminatorias rumbo a la Copa del Mundo que organizará Rusia el próximo año, el entrenador todavía no se decidió por los once que saldrán a la Bombonera en busca de la ansiada victoria. “Hoy entrenamos a la mañana con un grupo y a la tarde con otro. Todos tienen las mismas posibilidades y aún no tenemos definido al equipo. Es importante que estén los mejores para que Argentina vaya al Mundial”, argumentó el ex DT del Sevilla en conferencia de prensa.

Tal vez intentó apelar a la estrategia del silencio para que Ricardo Gareca no cuente con las herramientas para obstaculizar el circuito ofensivo albiceleste. Sin embargo, la incertidumbre genera preocupación en los simpatizantes. “El partido que viene es el más importante, pero estoy muy confiado con los futbolistas, porque sé que le van a dar al pueblo argentino la posibilidad de ir al Mundial”, apaciguó Sampaoli.

Ante las críticas que recibió por la falta de decisión, el técnico que forjó su carrera en Chile reconoció que “siempre se intenta de buscar un sistema para que el juego se vincule alrededor de Messi”. “No queremos una anarquía, porque sino dependeremos de las individualidades”, continuó en la rueda de prensa en el predio que la AFA posee en Ezeiza.

“Yo siempre trabajé de esta forma. Traté de desarrollar lo mejor de cada jugador para los partidos próximos y para el futuro”, continuó el entrenador y se refirió a la sorpresiva iniciativa de sacar a Dybala de los titulares: “La apuesta por Paulo la tenemos bien trabajada. Sabemos que en el futuro puede darle mucho al equipo. Hoy como no tenemos mucho tiempo para trabajar, sabemos que se choca con Leo (Messi), entonces preferimos apostar por él más adelante”.

Con referencia al cambio de estadio, Sampaoli advirtió que no practicaron en la Bombonera porque tuvieron “buenos paños en Ezeiza”. “El campo es irrelevante, lo que cambia es el afecto de la gente, que es fundamental. Ojalá que mañana lo tengamos”, argumentó sin antes desvincularse de la postura de dejar el Monumental: “Cuando asumí dije que yo me hacía cargo por lo que sucedía adentro de la cancha. Si me mandaban al interior iba ahí sin problemas; si me mandan a Boca, voy sin ningún inconveniente; lo mismo pasa con Núñez”.

Finalmente, Sampaoli reconoció que el combinado incaico tiene una leve ventaja sobre Argentina porque tuvo mayor disponibilidad en la preparación del partido. “Cuanto más tiempo de trabajo hay, más ventaja tenés. Perú viene en alza y va a venir a buscar un resultado que le dé la posibilidad de clasificar al Mundial. Vamos a tener a un rival consolidado y duro por delante”, dijo el técnico sin obviar las dificultades físicas que tienen algunos jugadores: “Mauro (Icardi) llegó con una molestia, está trabajando con un poco de dolor, y con Gago pasa lo mismo”.