Nuevo volantazo. De los cuatro defensores en el fondo frente a Perú a un nuevo intento con línea de tres. Y dos mediocampistas centrales con más marca. Jorge Sampaoli volvió a sorprender en la prueba que la Selección llevó a cabo en el estadio de Emelec, en Guayaquil. En el trabajo táctico paró a Sergio Romero; Gabriel Mercado, Federico Fazio, Nicolás Otamendi; Emiliano Rigoni, Javier Mascherano, Lucas Biglia, Alejandro Gómez y Ángel Di María; Lionel Messi y Darío Benedetto. Un 3-5-2 con muchas piernas en el medio y capacidad de salida rápida de contraataque.

Las lonas asomaron en los accesos al campo de juego para cubrir de hermetismo la prueba del DT, que no confirmó el equipo. “Todavía tengo algunas dudas. En Buenos Aires probamos una formación y hoy pusimos otra. No sé todavía con cuál vamos a empezar”, resaltó.

En Ezeiza, el esquema testeado fue similar al que el conjunto nacional exhibió contra Perú. Allí el entrenador había trabajado con Sergio Romero; Gabriel Mercado, Javier Mascherano, Nicolás Otamendi, Marcos Acuña; Enzo Pérez, Lucas Biglia, Eduardo Salvio; Lionel Messi; Ángel Di María y Darío Benedetto. El estadio de Emelec, donde Sampaoli supo ser local en 2010 cuando dirigió a los Eléctricos, vio resurgir el sistema con tres en defensa. Será el DT el que decida cuál de las dos opciones se ajusta mejor a un partido coyuntural para las chances de Argentina de participar en Rusia 2018.