En las últimas horas comenzó a tomar fuerza una versión en torno a la disputa del campeonato argentino de fútbol. A diferencia del formato de la actual Superliga, después del Mundial de Rusia hay quienes piden que se reedite el torneo corto que vio consagrarse a Lanús en el primer semestre de 2016, antes de que Boca festejara en la temporada pasada.

Esta es solo una idea que podría llegar a tomar forma con el correr de los meses, pero todavía no está definida ni fue tratada, según pudo averiguar Infobae con miembros organizadores de la Superliga.

Sin embargo, hay directivos de AFA que creen necesario el emparejamiento del torneo argentino con el desarrollo de las copas internacionales, teniendo en cuenta que a partir de este año se llevan a cabo anualmente. Por su parte, fuentes ligadas a las compañías que poseen los derechos de transmisión de los encuentros no descartaron que pudiera llevarse a cabo.

Si avanza este proyecto, el segundo semestre de 2018 tendría un campeonato corto, con 26 equipos distribuidos en dos zonas de 13. Existe la chance de que se incluyan algunos cotejos interzonales por jornada, mientras que los primeros de cada grupo se enfrentarían en la final para definir al campeón.

Cabe recordar que tanto la AFA como la Superliga tienen decidido seguir recortando el número de equipos en la máxima categoría. Planean que para 2020 compitan 22 equipos, una cifra más cercana a los 20 que participaban habitualmente antes de la irrupción del certamen de 30.