La segunda llave válida por los cuartos de final de la Copa Sudamericana se abrió en Paraguay, donde Independiente dio un gran paso hacia las semifinales. El Rojo goleó a Nacional por 4 a 1, con goles de Maximiliano Meza, doblete de Leandro Fernández y otro de Lucas Albertengo, había igualado transitoriamente para los guaraníes Luis Caballero.

Después de la victoria de Libertad ante Racing ayer en el mismo país, le llegó el turno al otro equipo de Avellaneda que, a diferencia de su clásico rival, dejó una muy buena imagen frente a un equipo que en la previa era de temer, debido a que había eliminado en las fases anteriores al Cruzeiro de Brasil, Olimpia de Paraguay y Estudiantes de La Plata.

Por su parte, Independiente sacó de competencia a Alianza Lima de Perú, Deportes Iquique de Chile y Atlético Tucumán. La revancha en el Libertadores de América será el próximo jueves 2 de noviembre y al conjunto de Ariel Holan podrá avanzar de fase incluso perdiendo por tres goles.

Casualmente al conjunto guaraní lo apodan la Academia, como su archirrival. La historia de estos clubes está emparentada con el nombre de Arsenio Erico, el paraguayo que es hasta hoy el máximo goleador del fútbol argentino con 295 tantos. Por haber defendido la camiseta de ambos cuadros, se reveló una placa conmemorativa en el estadio de Nacional, previo al cruce.