La asistencia arbitral por video (VAR) tuvo su esperado debut en la semifinal de la Copa Libertadores de vuelta que disputaron Lanús y River en el Estadio Ciudad de Lanús-Néstor Díaz Pérez.

Si bien hubo una serie de polémicas, el juez colombiano Wilmar Roldán decidió utilizar el VAR apenas se inició el segundo tiempo tras el segundo gol de José Sand, que significó el empate 2-2.

La acción del tanto tuvo dos situaciones específicas que merecían una revisión. Primero para constatar la posición del Pepe tras el pase que le dio inicio a la jugada: el delantero estaba habilitado gracias a Javier Pinola.

Luego, ya dentro del área, cuando un rebote lo dejó a Pepe de cara al gol. También estaba en una posición lícita, a raíz de la habilitación de Ariel Rojas.

La velocidad de la jugada generó que Roldán hiciera el gesto formal para pedir la asistencia del VAR, que tuvo al uruguayo Andrés Cunha a cargo.

Antes de que el Millonario reiniciara del duelo, el árbitro colombiano esperó a que le dieran el ok desde la cabina de asistencia sin necesidad de acercarse hasta la pantalla que tiene en el costado del terreno.