En el estadio Ciudad de Lanús Néstor Díaz Pérez, Lanús ganó 4-2 y se clasificó a la final de la Copa Libertadores.

Ignacio Scocco de penal, tras una discutida jugada entre Diego Braghieri y Nacho Fernández, y Gonzalo Montiel pusieron en ventaja al Millonario, que en media hora parecían liquidar el pleito.

Sin embargo, a segundos para el final de la primera etapa y en el inicio del complemento, Pepe Sand marcó por duplicado y puso a su equipo de nuevo en carrera.

Laucha Acosta y Alejandro Silva, con un penal sancionado por el VAR, lograron la remontada histórica 4-2 para el Granate, que se clasificó a la final de la Copa Libertadores.

Lanús se medirá con el ganador del cruce entre Gremio y Barcelona, que jugará mañana en Porto Alegre. Los brasileños están bien encaminados, tras imponerse por 3 a 0 en la Ecuador.

Fue un encuentro intenso de principio a fin. Juego brusco, acciones discutidas y muy polémicas, el VAR como eje de consulta constante. Sin embargo, habrá que poner el foco en River y la serie que dejó escapar, sobre todo cuando se puso en ventaja con dos goles de diferencia en 22 minutos.