Ángel Di María tiene un extenso prontuario de lesiones con la camiseta de la Selección. Desde su época con juveniles, el rosarino sufrió imprevistos que lo sacaron de la cancha durante duelos trascendentales. En busca de optimizar su rendimiento, trabaja con profesionales de la psicología para reducir el margen de lesiones.

“Puede ser que las lesiones influyan en lo psicológico. Empecé a trabajar (con un psicólogo) hace un tiempito, ojalá todo eso me ayude a estar cada vez mejor”, reveló en una nota con ESPN el volante del Paris Saint Germain. Además, agregó que trabaja junto al equipo y realiza tareas individuales físicas para no padecer nuevas dolencias musculares.

El Fideo, quien se sintió muy a gusto cuando jugó en la Bombonera contra Perú, realizó otras declaraciones interesantes. “Si no entrábamos al Mundial, era el fin de un ciclo para muchos de los que están hace tiempo en la Selección, y me incluyo”, disparó.

“Tuve miedo de no ir al Mundial. No teníamos quién nos banque, todos estaban en contra nuestro y eso jugaba en contra en la cabeza, influyó muchísimo”, manifestó además el zurdo de 29 años.

NO LE CERRÓ LA PUERTA AL BARCELONA

“Estuve cerca de ir y lejos a la vez. Es difícil poder llegar a esos clubes, pero la esperanza nunca la perdí y siempre estuve tranquilo. No se dio, pero la vida da muchas vueltas, nunca se sabe”, declaró Di María, quien remarcó que no tendría problemas en vestir la camiseta blaugrana y toleraría los insultos de los hinchas del Real Madrid. En el único club que no jugaría es Newell’s.