El ex jugador y entrenador argentino, Julio Zamora, se encuentra internado en la Clínica Aranjuez de Cochabamba, Bolivia, en un estado grave tras sufrir dos infartos cerebrales. Por esta situación, la familia del ex delantero de la selección abrió una cuenta bancaria para poder afrontar los gastos médicos.

“Mi papá está muy delicado”, contó Brayan Zamora, hijo del “Negro”, que brilló como jugador de Newell’s, River y Platense, entre otros equipos.”Los médicos nos dijeron que las próximas 48 horas son claves para su recuperación”, explicó.

La situación del ex futbolista se ve agravada debido a la diabetes que padece por lo que se encuentra en terapia intensiva. Según se informó de manera oficial, las donaciones son recibidas por el Banco Nacional de Bolivia, número de cuenta: 6500360737.

“Dentro de lo complejo, papá está bien, está lucido, pide asistencia para ir al baño, puede hablar”, confirmó el propio Brayan, en diálogo con el noticiero de Canal 7 de Cochabamba.

El “Negro” se encuentra en el país boliviano ejerciendo el cargo de DT en el club Real Potosí. Tras el empate ante Universitario de Sucre por 1 a 1, el rosarino comenzó a sentirse mal. En las últimas horas, el cuadro empeoró debido a una hipertensión arterial. Los médicos que lo atienden fueron cautelosos y advirtieron que recién este lunes se tendrán mas certezas de su estado de salud.

En 1993, Zamora fue llamado por Alfio Basile para integrar el plantel de Argentina que disputó la Copa América de Ecuador que terminó en las manos del conjunto albiceleste, siendo el último título obtenido por la Selección Mayor.

Además, jugó en el Sabadell (España), Cruz Azul (México) y Jorge Wilstermann. Como entrenador dirigió a Tiro Federal y Belgrano de Córdoba en el país, mientras que hizo lo propio en Ecuador, Perú y Bolivia.