El piloto Mauro Giallombardo sigue adelante con su recuperación tras el grave accidente automovilístico que sufrió el pasado 13 de agosto en la ruta 40, cerca de la localidad de Villa La Angostura.

El joven de 27 años lleva dos meses internado en el instituto Fleni de Escobar, donde afronta una intensa terapia de rehabilitación que comienza a dar sus frutos. En las últimas horas, la familia difundió un nuevo parte médico en el cual detalla cómo es el día a día del corredor de TC y da cuenta de los avances que ha tenido en los últimos tiempos.

Un equipo interdisciplinario de profesionales trabaja junto a Giallombardo en una jornada que se extiende desde las 8 de la mañana hasta las 19 en la tarde. El objetivo principal en este momento es mejorar su movilidad y recuperar los músculos. Cabe destacar que el piloto pasó 35 días en coma inducido tras el accidente, lapso en el que estuvo internado en el Sanatorio San Carlos de Bariloche y luego en el Hospital Austral de la provincia de Buenos Aires.

Algunos de los tratamientos que hoy realiza el joven son: terapia de rehabilitación del lenguaje, terapia cognitiva, kinesiología, kinesiología respiratoria, musicoterapia y psicología.

El dato más destacado y alentador es que Giallombardo volvió a hablar. Aunque aún tiene la traqueotomía para ayudarlo a respirar, se le colocó una válvula foneatoria.

A partir de esta comunicación que ha vuelto a establecer con quienes los rodean, el piloto pidió a los profesionales médicos que le dejen ingresar a la clínica su simulador de manejo para poder practicar. Se estima que en breve le darán la autorización para que pueda volver a ponerse en contacto con la actividad que tanto ama, como parte de su rehabilitación.

El 13 de agosto pasado, en la ruta 40 que une Villa La Angostura con Bariloche, Giallombardo, a bordo de su Volkswagen Suran rojo, impactó de frente contra un micro de la empresa Vía Bariloche. Junto a él se encontraban otras tres personas, que sufrieron heridas de distinta consideración.