No se dio la combinación de resultados y el Atlético de Madrid, uno de los principales animadores de la Champions League en los últimos años, se quedó fuera del máximo torneo continental de clubes. El empate ante el Chelsea en Londres condena al equipo de Diego Simeone a buscar premio consuelo en la Europa League a partir de febrero.

Los madrileños habían llegado a la última jornada de su grupo obligados a vencer al Chelsea, ya clasificado a octavos, y a esperar que la Roma no venciera como local al débil Qarabag de Azerbaiyán. El gol de Perotti para la Roma no sólo selló la suerte del Atlético, también le dio a los de la capital italiana el primer lugar del grupo.

Con todo, las chances del Atlético estuvieron intactas hasta el segundo tiempo. Ambos partidos estaban igualados sin goles y un gol de los de Simeone desnivelaba todo. Iban siete minutos del complemento cuando Saúl anotó para los españoles. Un minuto después llegó desde Roma la noticia del tanto de Perotti. El Atlético, que venía siendo superado en el juego por los londinenses, preciaba un gol de los azeríes. El que llegó fue el tanto de Savic en contra a los 30 minutos para el 1 a 1 en Londres.

“Mostramos fortaleza, fuimos un equipo competitivo, nos quedamos fuera sacándole cuatro puntos al primero pero pagamos los partidos ante el Qarabag”, fue la reflexión de Simeone tras el partido. Efectivamente, los puntos que se dejó ante el peor del grupo lo condenan a buscar premios consuelo en la Europa League.

Por su parte, el Barcelona venció como local al Sporting de Lisboa y ganó su grupo por delante de la Juventus. Alcocer abrió la cuenta a los 14 del complemento, y Mathieu puso cifras definitivas sobre la hora con su gol en contra.

Mientras tanto, el Bayern Munich derrotó como local al PSG francés, que venía con un pleno de cinco victorias en Champions. Fue 3-1 para quedar igualados en la cima de su grupo, aunque por diferencia de gol los franceses quedaron primeros. Otro que terminó a tope en su zona fue el Manchester United de José Mourinho. Derrotó 2-1 al CSKA Moscú, en un partido que arrancó perdiendo. A octavos también pasó el Basilea de Suiza.