Boca sacó a flote una la durísima visita a Estudiantes y cerró su año futbolístico cumpliendo su objetivo: con gol de Wilmar Barrios venció 1-0 al “Pincha” en el estadio Centenario de Quilmes y brindará durante las Fiestas como único habitante en la cima de la Superliga, superando por tres unidades a San Lorenzo.

El juego de salida rápida de Estudiantes le complicó el partido al líder de la Superliga. Lucas Bernardi armó un equipo dispuesto para cerrarle los caminos de la elaboración a Boca (Cardona tuvo poca influencia) y luego salir rápido para romper con los sus “ligeritos” Lucas Rodríguez y Carlo Lattanzio. Y, en buena parte del primer tiempo, lo logró, dentro de un contexto friccionado y discreto.

A los 3 minutos, con el tiro libre de Rodríguez que dio en el palo, el “Pincha” dio el primer aviso. El propio “Tití”, lanzado en velocidad, forzó la estirada de Rossi 12 minutos después. el hecho de replegarse y contragolpear en velocidad provocó que los centrales del “Xeneize”, más pesados, padecieran con la agilidad de los pequeños del “Pincha”. Más aún luego de la salida de Goltz, otro protagonista de la racha de lesiones del puntero, y el ingreso de Santiago Vergini. Fue también Rodríguez el que asistió a Pavone a los 43′, y otra vez el palo le dijo que no a la apertura del marcador del local.

El conjunto de Guillermo Barros Schelotto casi no consiguió generar peligro. Sólo en alguna acción individual de Nández, o con un centro venenoso de Fabra que Vadalá no llegó a conectar con dirección, pudo inquietar a Mariano Andújar.