El Real Madrid sufrió de más y superó en un gran partido al Al Jazira de los Emiratos Árabes Unidos por 2 a 1. Luego haberse ido al vestuario 0-1 en el marcador, el conjunto de Zinedine Zidane pudo revertir el resultado con goles de Cristiano Ronaldo y Gareth Bale.

El primer tiempo fue un show del Real Madrid. Con toques rápidos y avances construidos en equipo el conjunto dirigido por Zinedine Zidane generó cerca de 10 situaciones de gol, pero de manera increíble no pudo ponerse en ventaja.

El arquero Ali Khaseif, que se retiró lesionado en el complemento, tapó seis pelotas de gol que lo convirtieron en la gran figura de su equipo. Cristiano Ronaldo, Casemiro y Luka Modric fueron algunos de los que sufrieron al portero árabe de 30 años.

Cuando el arquero no pudo tapar la pelota, el que evitó el gol del campeón defensor fue el VAR. Corrían 29 minutos de la primera parte, cuando la polémica se hizo presente. Isco envió un centro al área y Casemiro conectó de cabeza. El balón rebotó en su marcador y se introdujo en la valla.

Las cámaras le apuntaron a Sandro Ricci, el árbitro del partido, quien decidió anular el tanto por una supuesta infracción en ataque que no existió. Sin embargo, instantes después pareció convalidarlo, hasta que recibió un llamado del VAR y se dirigió hasta la zona de los televisores para constatar que hubiera habido falta en ataque. Finalmente, anuló la jugada por un fuera de juego pasivo de Karim Benzema, quien no participó ni interfirió en la misma.

En el primer contragolpe limpio que tuvo el conjunto local, castigó los yerros de su rival. Romarinho encabezó el ataque por la izquierda, se metió al área, enganchó, se sacó la marca de encima y definió a colocar al segundo palo para convertir el 1-0 a los 40 minutos. Así los equipos se fueron al vestuario.

El gol anulado al Al Jazira

En el complemento, el Al Jazira desperdició una contra brillante. El brasileño Romarinho transportó la pelota en velocidad, quedó mano a mano y decidió abrirle la pelota a Mbark Boussoufa, quien definió para el 2-0. Pero el VAR volvió a intervenir, en este caso correctamente, y anuló por fuera de juego el tanto del elenco árabe.

El Real Madrid siguió insistiendo y tras la lesión del arquero Ali Khaseif, quien fue reemplazado por un dolor muscular, Cristiano Ronaldo remató de media distancia y estampó el 1-0 con un derechazo fulminante.

El resto del encuentro volvió a ser un monólogo del equipo de Zinedine Zidane. Benzema estrelló dos remates al palo, Casemiro desde afuera remató por arriba del travesaño, Cristiano Ronaldo desperdició dos cabezazos y parecía que el 1 a 1 estaba sentenciado.

Pero apareció Gareth Bale, con un disparo de derecha cruzado, tras una gran jugada grupal y estableció el 2-1 para acabar con el sufrimiento del campeón de la Champions League.

El sábado Gremio de Porto Alegre y Real Madrid definirán al campeón del Mundial de Clubes en Abu Dhabi. Mientras que el Al Jazira se medirá ante el Pachuca para definir el tercer puesto.