En pleno receso veraniego, Marcelo Gallardo continúa trabajando para el armado del River 2018. En este sentido, el Muñeco fue consultado por los futbolistas con los que pretende reforzar el equipo, y si bien intentó guardárselos hubo uno por el que sí reconoció un interés: Silvio Romero, del América de México.

“Me interesa, está dentro de las posibilidades”, reconoció Gallardo en diálogo con Radio Rivadavia. Sin embargo, aclaró que aún no hay nada en concreto: “No me hago cargo de lo que digan en México, estamos a muchos kilómetros de distancia. No hubo respuestas ni algún inicio de gestión que nos indiquen que puede ser una posibilidad concreta”.

A la hora de pensar en el nuevo River, el DT optó por no brindar más apellidos pero sí adelantó que están trabajando para conformar “un buen plantel, competitivo, y para reforzarnos de la mejor manera posible”. En este sentido, reconoció que es un “mercado complejo”, debido a que “las opciones son escasas. Tenemos que ir al fútbol local, donde tampoco abundan posibilidades”.

Para terminar, Gallardo realizó un balance del año, al que dividió en dos y lo calificó como “bueno en la primera parte, regular en la segunda”. Respecto al primer semestre, sostuvo que “fue muy bueno” porque si bien arrancaron muy lejos en el torneo, pudieron descontar puntos. “Llegamos hasta el final del torneo, pero nos faltó un poco de nafta. Habíamos hecho una buena Copa”, sintetizó.

Mientras lamentó las “cosas que ocurrieron a mitad de año”, como la salida de delanteros importantes, Gallardo se refirió al doloroso segundo semestre, por la eliminación de la Copa Libertadores, pero que terminó con final feliz al obtener la Copa Argentina.

“Afrontamos situaciones delicadas e injustas. Así y todo, lo encaramos con buenas expectativas. En la Copa llegamos a semis. Ya todos saben cómo terminó. Y jugamos otra final. La cuenta pendiente es no haber llegado a la final de la Copa Libertadores y lo segundo es no haber sido regulares en el torneo local”, cerró.