Todavía restan conocerse cuatro participantes de los 47 que estarán en la próxima edición de la Copa Libertadores, aunque ya hay algo claro: será una de las más complicadas de la historia ya que tendrá a varios equipos que hicieron historia en el certamen más importante del continente.

Tras la consagración de Independiente en la Copa Sudamericana, Argentina contará con siete representantes diseminados en las diferentes fases: Boca, River, Racing, Estudiantes de La Plata, Banfield y Atlético Tucumán serán los otros combinados del país que estarán junto con el Rojo.

El sorteo de la fase previa y los grupos se desarrollará el próximo miércoles 20 de diciembre en Luque, Paraguay. Si bien todavía no están confirmados los bombos, se especula con que Boca y River serían los únicos argentinos que estarían como cabeza de serie.

Mientras que los restantes equipos se distribuirían entre el bombo 2 (Independiente y Estudiantes), bombo 3 (Racing) y bombo 4 (Atlético Tucumán). Banfield, por su lado, jugará en la etapa previa y comenzará en la segunda fase.

Conmebol todavía no publicó el reglamento de la Libertadores 2018 y aún se discute sobre la posibilidad de desarrollar un partido único para definir el título en un estadio neutral.

Más allá de la presencia de cuatro equipos de los denominados grandes de Argentina, el torneo será uno de los más complicados porque estará compuesto por 17 instituciones que salieron campeonas de este torneo desde que comenzó en 1960 hasta el presente.

En las 58 ediciones que se llevaron a cabo hasta el momento, hubo 25 campeones diferentes. Es decir, habrá un 70% de los que ya ostentan la corona peleando por apoderarse de la 59° versión del certamen.

A los ganadores argentinos (Independiente, Boca, Estudiantes, River y Racing) se les debe sumar la presencia de los uruguayos Peñarol y Nacional; los brasileños Santos, Cruzeiro, Flamengo, Gremio, Vasco da Gama, Palmeiras y Corinthians; el paraguayo Olimpia; el colombiano Atlético Nacional y el chileno Colo-Colo.