Antes de que el miércoles se partiera en dos mitades llegó la información oficial de Boca sobre la situación física de Fernando Gago. El parte médico firmado por el doctor Jorge Batista confirmaba la mala noticia y explicaba:

“En el día de ayer durante etapa de rehabilitación con pelota sufrió un dolor agudo en hueco popliteo derecho (cara posterior de rodilla). Se efectuó RMN (resonancia magnética nuclear) en horas del mediodía y se constató el desprendimiento de adherencias de la zona dadora del injerto . Por este motivo suspende transitoriamente actividad en campo hasta que la sintomatología permita retomar con los trabajos establecidos”.

No se trata de una nueva lesión, sino de un efecto de la ruptura del ligamento cruzado anterior, lateral interno y menisco de la rodilla derecha que había sufrido un instante después de ingresar al partido en el que Argentina se enfrenta a Perú por las eliminatorias.