Boca Juniors igualó sobre la hora y de visitante 1-1 ante Atlético Tucumán por la fecha 20 de la Superliga de fútbol y se reafirmó como líder solitario luego del golpe que recibió el miércoles al perder ante su histórico rival River Plate la final de la Supercopa Argentina.

El club “xeneize” se aleja solo en la cima de la tabla, con 47 puntos, escoltado por Talleres, a seis unidades; y Godoy Cruz, a diez.

Javier Toledo abrió la cuenta a los 32 minutos para Atlético Tucumán, al conectar un tiro libre de cabeza y clavar el balón a la derecha del portero Agustín Rossi.

El conjunto de Guillermo Barros Schelotto, que venía golpeado anímicamente, no se rindió y buscó el empate hasta el final arriesgando todo y dejando amplios espacios al rival para aatacar de contra.

Boca había viajado a Tucumán necesitado de un buen resultado para despejar el malestar. Pero otra vez padeció la falta de definición en la decena de oportunidades que tuvo frente al rival y sólo pudo igualar a los 91 minutos por intermedio de Walter Bou.

En desventaja, Boca decidió arriesgar todo en busca del empate desprotegiendo su área y dejando espacios al rival, pero una y otra vez se le negó el arco.

Cristian Pavón tuvo dos oportunidades claras, la primera con un tiro libre que se desvió en la barrera y luego con un remate que no logró definir. Luego se perdió el gol Ramón “Wanchope” Abila, con una tijera que se fue apenas afuera del palo izquiero de Atlético Tucumán. Nahitán Nández probó con una palomita, pero tampoco. El ídolo boquense Carlos Tevez lo intentó también casi sobre el final.

“Insistimos, insistimos y vino el gol sobre el final. Lo más difícil que hay es levantar cabeza después de perder una final, lamentablemente empatamos en una cancha difícil y deberíamos haber ganado”, resumió el capitán “xeneize” Pablo Pérez.