La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) decidió hoy condecorar al presidente argentino, Mauricio Macri, con la Orden del Honor del Fútbol Sudamericano en el grado de Gran Collar Extraordinario.

La decisión del Consejo, que integran dirigentes de las diez asociaciones nacionales afiliadas a la Conmebol, se basa en la trayectoria de Macri en el deporte, ya que fue el presidente de Boca Juniors, club que obtuvo cuatro Copas Libertadores durante su gestión.

El ahora mandatario argentino presidió a Boca Juniors entre 1995 y el 2007, una de las etapas más laureadas de la institución argentina, en las que el club ganó cuatro Copas Libertadores (2000, 2001, 2003 y 2007). El equipo argentino, uno de los dos más populares del país junto a River Plate, levantó esas copas antes, en 1977 y 1978, dos décadas antes de Macri lo presidiera.

La Conmebol destaca a Macri como “ejemplo de voluntad, dedicación, aporte y contribución al desarrollo del fútbol argentino y sudamericano” y “representa un modelo genuino para futuras generaciones de que el balompié como deporte es válido para encumbrar a un ciudadano”.

La distinción a Macri será entregada durante el Congreso Ordinario de la Conmebol que se realizará el 12 de abril en la ciudad de Buenos Aires.