La causa de abusos en Independiente sigue moviéndose. Como informó este medio, el fin de semana, el juez de Garantías de Avellaneda Luis Carzoglio aceptó la solicitud que había realizado la fiscal María Soledad Garibaldi, titular de la UFI N°4 de Avellaneda y dictó la prisión preventiva para cinco de los imputados.

Los acusados sobre los que recae la pena de privación de libertad son el árbitro Martín Bustos, el relacionista público Leonardo Cohen Arazzi, el estudiante Silvio Fleyta, el administrador de consorcios Alejandro Dal Cin y el organizador de torneos de fútbol juvenil Juan Manuel Díaz Vallone.

Ahora, surgen nuevos nombres de presuntas víctimas que hoy están en Primera División. Según informó el periodista Gustavo Grabia en TyC Sports, un testigo de identidad reservada aseguró en su declaración testimonial que los jugadores Martín Benítez y Ezequiel Barco, hoy en fútbol de EEUU, fueron víctimas de abusos. Según el extracto del expediente que Grabia mostró al aire el joven dijo: “Benítez y Ezequiel Barco hicieron favores sexuales a cambio de dinero”. Si bien la identidad está bajo reserva, el joven habría ingresado a la pensión en el año 2014 y habría compartido estancia con los dos jugadores que hoy están consagrados.