Festejó en su cancha pero no le alcanzó. Newell’s Old Boys derrotó 2-1 a Atlético Paranaense, pero sufrió por el 3-0 de la ida en Brasil y así su rival fue el que avanzó a la segunda fase de la Copa Sudamericana.

El portugués Luis Leal marcó los dos tantos del equipo rosarino y encendió una luz de esperanza para el local que apagó Nikão con el tanto para la visita que selló su pasaporte a la próxima instancia.

El partido comenzó equilibrado con Hernán Bernardello y Luis Leal, ausentes por lesión en el partido de ida en el estadio Arena da Baixada de Curitiba, como grandes ejes del equipo rojinegro.

La superioridad se trasladó al marcador cuando en un terreno barroso por la lluvia, Leal recibió un pase recortado en profundidad y definió a ras del piso ante la salida del arquero Santos.
La apertura del marcador impulsó al público local que volvió a celebrar al minuto 65 cuando el propio Leal conectó de cabeza y puso la serie 3-2 a favor del Atlético Paranense.

El equipo brasileño asimiló el golpe y se replegó para evitar una nueva conquista que Newell’s estuvo cerca de conseguir a través de una gran jugada de Héctor Fértoli y otra aparición de Leal.
Santos respondió en la portería y la defensa se blindó con el ingreso de Bruno Guimarães primero y Wanderson después.

Pero el alivio del Atlético Paranense llegó a cinco minutos del final cuando Nikão conectó con lo justo un centro atrás y venció la resistencia del portero Nélson Ibáñez.

Con este tanto, el conjunto brasileño se aseguró pasar de ronda y dejar en el camino a un Newell’s que llegó ilusionado con la hazaña y terminó eliminado, como lo había sufrido ayer su vecino de ciudad Rosario Central ante Sao Paulo.