Francia prohibirá, debido a la amenaza terrorista, las retransmisiones en pantallas gigantes en la vía pública de los partidos del próximo Mundial en Rusia, anunció este martes el ministro del Interior.

Durante la Eurocopa de 2016 en Francia, las autoridades ya habían prohibido la retransmisión de partidos en espacios públicos sin seguridad, y solamente habilitaron 10 zonas de acogida de aficionados en las ciudades que albergaron partidos de la competición.

Según el ministro del Interior, si los alcaldes de las ciudades tienen intención de organizar ese tipo de eventos, deberán hacerlo en espacios cerrados como estadios, polideportivos, salas de espectáculo, etc.

Y se deberá controlar el acceso a esos lugares mediante un dispositivo de seguridad “pagado por el organizador”.