Juan Martín del Potro y Diego Schwartzman ganaron este jueves sus partidos de segunda ronda en Roland Garros, mientras que Horacio Zeballos cayó eliminado en la arcilla parisina, al igual que Guido Pella, que tuvo el rival más difícil.

Del Potro, quinto preclasificado, venció sin dificultades, con parciales de 6-4, 6-3 y 6-2, al francés Julien Benneteau, que jugó su último partido en Roland Garros.

Tras un debut con dudas en el primer set ante Nicolas Mahut, el tandilense apenas mostró grietas en esta ocasión y selló el triunfo en una hora y 55 minutos.

El tandilense, que disputa su octavo Roland Garros, se medirá en la próxima ronda con el español Albert Ramos, que derrotó al noruego Casper Ruud en sets corridos.

Schwartzman firmó también una victoria contundente al derrotar 6-1, 6-3 y 6-1 al checo Adam Pavlasek, y el sábado se enfrentará al croata Borna Coric por un lugar en octavos de final.

Al igual que “Delpo”, Schwartzman fue rápido y en apenas una hora y 27 minutos consiguió a la victoria, con la que iguala ya su mejor actuación en Bois de Boulogne.

Quien no pudo ganar fue Zeballos, que cayó ante el estadounidense John Isner por 6-7 (8), 7-6 (4), 7-6 (2) y 6-2.

Después de ganar un set y perder los dos siguientes, todo ello en tie-break, el marplatense pareció quedarse sin reservas y dejó en solo dos jugadores la representación argentina en París.

Es que la primera derrota nacional fue la más previsible de todas. En el mediodía de nuestro país el español Rafael Nadal, número 1 mundial y diez veces campeón del torneo, se clasificó con autoridad a la tercera ronda al vencer este jueves al bahiense Guido Pella (78º) por 6-2, 6-1 y 6-1.

En la tercera ronda, Nadal tendrá un rival de más entidad, el francés Richard Gasquet, exnúmero 7 mundial actualmente 32º del ranking.

Tras dos horas y tres minutos de partido este jueves, el máximo referente de polvo de ladrillo de la historia eleva su racha de sets consecutivos ganados en Roland Garros a 32.

Pero más allá de esa cuestión, Nadal pudo en este partido reencontrarse con la contundencia del año pasado, después de un partido de primera ronda en esta edición ante el italiano Simone Bolelli (130º) que solventó en tres sets, pero en el que estuvo a punto de perder un parcial.

Pella había perdido ante Nadal en la única vez que se habían visto las caras anteriormente, en Indian Wells en 2017, también sin que el bahiense pudiera arrebatarle un set.

El campeón de la Copa Davis 2016 nunca ha conseguido superar la segunda ronda en un torneo del Grand Slam. Lo tenía complicado en esta ocasión y él mismo había admitido que era “casi imposible” para derrotar al rey de la tierra batida en su torneo predilecto.