La FIFA confirmó que el árbitro argentino Néstor Pitana estará a cargo de impartir justicia en la final del Mundial de Rusia 2018 que protagonizarán Francia y Croacia el próximo domingo a las 12 (hora de Argentina) en el Luzhniki Stadium de Moscú.

El juez argentino había estado a cargo del duelo inaugural entre Rusia y Arabia Saudita y ahora será el protagonista de la definición del certamen. Horacio Elizondo también había comandado el partido inicial y la final en el Mundial del 2006 cuando Italia se consagró campeón del torneo tras vencer a Francia.