River Plate empató el partido más inesperado, como local frente a Olimpo de Bahía Blanca 1 a 1, anoche 1 a 1 en el estadio Monumental, por la decimosexta fecha del Torneo Transición de fútbol, en un partido muy deslucido.

Sin el colombiano Teófilo Gutiérrez, el gol de la ventaja fue convertido a los 24 minutos por el defensor Ramiro Funes Mori y un compatriota de aquel, Miguel Borja, igualó cuando se disputaban 25 minutos del complemento.

A los 31 de esa misma etapa fue expulsado el jugador visitante Ezequiel Parnisari, lo que determinó el repliegue absoluto de Olimpo, que pasó a formar una barrera de nueve jugadores a lo largo de la línea del área grande para mantener el resultado.

Dos situaciones de gol se le habían presentado a River antes de la conquista, cuando el partido ofrecía su lógica, el millonario atacando y Olimpo cuidándose.
La primera fue un disparo de Leonardo Pisculichi que controló en dos tiempos el arquero Champagne y otra que salvaron en la línea, impulsada por Guido Rodríguez.
El gol fue de cabeza, tras un córner ejecutado por Pisculichi, mérito de Funes Mori pero con error de su marcador Iván Furios, quien no atinó a saltar.

Tras el gol de River, Champagne voló espectacularmente para despejar un potentísimo tiro libre que ejecutó Pisculichi. La filosofía del juego de River fue continuar en procura de ampliar la ventaja, pero Olimpo logró hacer pie, quitarle la pelota y preocupar.

Se las ingenió el conjunto bahiense para mantener la corta ventaja quedando a tiro del resultado y, con pocos argumentos, se mantuvo a la expectativa del empate.

El gol de la visita entonces, llegó “a los ponchazos”, en un ataque tan esporádico como providencial, tras un cabezazo defensivo que quiso despejar Funes Mori pero pasó de largo porque le erró a la pelota, dejándosela al ingresado Borja, quien “fusiló” a Barovero a los 25 minutos del complemento.

A partir de esa jugada, el juego se fue ensuciando, a conveniencia del limitado pero empeñoso elenco visitante, que busca salir del fondo.
River reaccionó hacia el final y a los 39 se la perdió Simeone ante la buena intervención de Champagne. Pero nunca encontró “la” jugada de los tres puntos.

Fuente El Tribuno de Jujuy