Un grupo de 150 intendentes peronistas mantuvo hoy una reunión en Chaco para discutir sobre la fractura en Diputados y debatir un nuevo esquema de poder. El anfitrión fue Jorge Capitanich, quien propuso la conformación de una mesa de conducción del grupo de alcaldes, una especie de armado paralelo a la poderosa Federación Argentina de Municipios (FAM).

Este nuevo armado, contempla al alcalde de Concordia, Enrique Cresto, como nuevo conductor del Bloque Federal Justicialista. En tanto, la intendenta de La Matanza, Verónica Magario, fue propuesta como Secretaria General.

Sin embargo, uno de los datos del encuentro fue el sorpresivo faltazo del intendente de Lomas, Martín Insaurralde, quien decidió asistir a una reunión en la Casa Rosada. Allí justificó su ausencia la cumbre kirchnerista en Chaco. “Tenía una agenda muy completa”, dijo.

Sin embargo, en sus declaraciones el alcalde buscó mostrarse en sintonía con sus pares que en ese momento se reunían en la ciudad de Resistencia. “Hay que encontrar un nuevo conductor del peronismo en el marco de unidad”, dijo y agregó que Cristina Kirchner “es la líder natural de un proceso de 12 años que le ha dado a la Argentina la devolución de derechos”.

Se sabe que el titular de la Federación Argentina de Municipios (FAM), Julio Pereyra, dejará la entidad este año. LPO adelantó que Frigerio evalúa qué hacer: si potenciarla con fondos o dejarla morir.

En rigor, Pereyra quiso dejar la FAM a fines del año pasado, tras la derrota electoral del peronismo nacional y provincial, pero el matancero Fernando Espinoza, entre otros, lo convenció de que siga.

Hoy, el propio Espinoza volvió a la carga -a través de un comunicado- con la idea de que el intendente de Florencio Varela siga al frente de ese club de intendentes que supo ser una de las bases de construcción de poder de Néstor Kirchner.

En el encuentro en Chaco de hoy, los intendentes manifestaron sus “disidencias” con respecto al gobierno de Mauricio Macri y denunció que la provincia de Buenos Aires “recibe fondos discrecionalmente” respecto de otros distritos.

Mientras continuaron las repercusiones por la situación interna del peronismo, los intendentes, que tendrán una segunda reunión el 10 de marzo en Formosa, reclamaron a la Corte Suprema de Justicia “la restitución del 15 por ciento de los recursos coparticipables” y acusaron al Gobierno de “manipulación excluyente de los recursos del Estado a provincias y municipios que responden exclusivamente a su proyecto político”.

Fuente: La Politica Online