En una masiva movilización que partió desde la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y recorrió todo el centro de San Salvador hasta la Plaza Belgrano, se reclamó hoy en Jujuy, en el marco de la Jornada Nacional de Protesta, por el fin de los despidos, de la precarización laboral, la reincorporación de los trabajadores cesanteados y por la liberación de Milagro Sala.

“El paro es prácticamente total y la movilización es enorme”, aseguró Fernando Acosta, secretario de Relaciones Internacionales de la CTA Autónoma y referente de ATE en la provincia. “Tanto hoy en Jujuy como en todo el país hay un reclamo muy firme sobre el hecho que no se van a permitir que hayan los despidos que están habiendo y los que amenazan que va a haber. Exigimos la reincorporación de los trabajadores ya despedidos. Con el argumento de los ñoquis están desmantelando sectores de trabajo y están despidiendo selectivamente a compañeros que son delegados, dirigentes de algunos partidos políticos, integrantes de sectores opositores al nuevo gobierno”.

Por otra parte, Acosta señaló que continuará el reclamo en contra de la criminalización y la judicialización de la protesta. “Hay un enorme avance hacia castigar, reprimir y tratar de no permitir la protesta en lugar de poner los esfuerzos en resolver los problemas que generan los reclamos. No vamos a lograr nada con un protocolo que dice que no podemos protestar si no dialogan para resolver las distintas cuestiones. Hoy tenemos un ejemplo concreto, fundamentalmente en la criminalización de la compañera Milagro Sala que está presa por cuestiones de reclamo y protestas social. Después inventaron un montón de cosas para dejarla presa. Hoy está detenida porque el interés del gobierno es mostrar que pueden castigar con la cárcel al que proteste, poniendo cualquier excusa como lo hacen con los despidos y con todo lo demás. No pueden tener a alguien preso por cuestiones políticas y sociales como en este caso y como puede ser en muchos otros casos de compañeros en el país que vamos a estar enfrentando los ajustes y los aprietes del gobierno de turno”, expresó.

A su turno, el diputado provincial por el Frente Unidos y Organizados por la Soberanía Popular (FUyO) y coordinador del área educativa de la Tupac Amaru, Juan Manuel Esquivel recordó que la Tupac Amaru históricamente ha acompañado la lucha de los trabajadores del Estado. “Hoy ATE está reclamando contra los despidos y está enarbolando nuevamente los pedidos de desprecarización laboral que es algo histórico en la provincia de Jujuy. A eso le tenemos que sumar la judicialización de la protesta social, que se ha expresado, entre otras cosas, en el protocolo de seguridad. Eso no es ni más ni menos que la judicialización inmediata y express de la protesta social. Por lo tanto, no podemos no estar aquí. Es histórica nuestra participación en este tipo de manifestaciones”. Y, al igual que lo hizo Acosta, Esquivel también aseguró que “la Tupac Amaru y los compañeros de toda la provincia están pidiendo claramente por la liberación de Milagro Sala y pidiendo que se termine la persecución política que se ha desatado contra integrantes de la organización. Tenemos muchas denuncias públicas hechas sobre esta persecución política que se ha lanzado contra los dirigentes e integrantes de la Tupac, por eso no podemos estar ausentes en esta marcha pidiendo por la libertad de Milagro y la necesidad que se termine esta utilización de la justicia para objetos políticos. Esto se tiene que terminar en la provincia de Jujuy”, aseguró.

Por último, trabajadores de la Secretaría de Agricultura Familiar que reclaman por 16 compañeros despedidos reclamaron que al día siguiente de asumir y sin ningún análisis ni criterio, el nuevo coordinador del organismo, Hugo César Sanchez anunció el cese de funciones de 23 trabajadores. “De ahí en adelante comenzaron a llegar cartas documentos a cuenta gotas. Nosotros reconocemos hoy 16 compañeros despedidos que tienen entre 8 y 6 años de antigüedad. No fueron los últimos contratos los que se tuvieron en cuenta. No hubo nunca una evaluación de estos despidos, nunca hubo nunca un sumario. El coordinador asumió y las cartas documento tienen fecha del día siguiente. Desde ese momento comenzamos el plan de lucha, comenzamos a reclamar en la puerta de la Secretaría pero cada día nos encontramos con más policías en la puerta de la institución, por lo tanto también reclamamos la militarización de la institución a la que tampoco dejan ingresar a compañeros del campo”, reclamaron.

Y explicaron: “Nosotros somos técnicos de terreno. Asistimos en la provincia de Jujuy a 10 mil agriculutores familiares. Hay muchas áreas como la de tierra y territorio en la que se les da a los productores conocimiento sobre sus derechos de acceso a la tierra y proyectos productivos e hídricos que se han vaciado por completo. Nosotros creemos que estos despidos son arbitrarios y fueron dirigidos. Los 16 compañeros despedidos somos activistas gremiales”, indicaron.