La Secretaria de Desarrollo Social de la Municipalidad de San Pedro, Adriana Portal, a cargo de la Subsecretaría de Vivienda Municipal, detalló la política instrumentada por la administración del Intendente Julio Moisés para reorganizar los asentamientos de la ciudad, qué obras consiguieron para los nuevos barrios y realizó un balance de la implementación exitosa de un área nueva en el organigrama municipal.

“Fue un acierto del doctor Moisés incorporar la Subsecretaría de Vivienda, debido a todo lo que había sucedido en la provincia en los años anteriores en cuanto a toma de terrenos y viviendas”, dijo la funcionaria, advirtiendo que “cuando llegó a la gestión, se encontró con nueve asentamientos, de los cuales no teníamos nada de información, ni siquiera quiénes estaban viviendo en esos lugares, y si bien había una población muy chica viviendo, todos los terrenos tenían, en teoría, dueño”.

Portal explicó que “la creación de la Subsecretaría de Vivienda Municipal de San Pedro fue tomada como ejemplo por el propio Gobierno de la Provincia, que al observar sus resultados positivos en materia de organización de los nuevos barrios, creó el Ministerio de Tierra y Vivienda, y a partir de allí trabajamos en conjunto con el Gobierno de la Provincia para regularizar la situación en los distintos asentamientos”.

“En principio –manifestó- se realizaron varios censos en todos los asentamientos, de manera de poder identificar y darle nombre y apellido a cada terreno, ya que en esta toma indiscriminada de tierras, muchos habían tomado lotes no sólo para ellos sino también para sus hijos, incluso menores de edad; costó mucho hacerles entender que esto no era así e incluso, hoy, hay lotes que fueron tomados pero siguen vacíos”.

En ese sentido, explicó que “la Ley de Tierras Fiscales establece un plazo de tres meses para construir una vivienda a aquellos que fueron beneficiados con un lote, aunque sabemos que por los costos actuales, no es sencillo encarar una construcción, ya hemos pasado casi cinco años de las tomas y no es posible que todavía existan personas que no hayan hecho nada”.

“Ya no se puede esperar más, hay en lista de espera muchas familias que quieren tener un lote, mientras que otros lo tienen y no lo ocupan”, exclamó.

Por otra parte, destacó que además de los censos, se logró avanzar en la gestión de obras para los asentamientos: “en la actualidad, cerca del 90 por ciento de los nuevos barrios tienen redes de agua potable y luz; estamos trabajando con Ejesa haciendo las acometidas, eso significa que se está poniendo el pilar y los medidores, de manera gratuita, a todos los vecinos que tengan su documentación regularizada en el Ministerio de Vivienda de la Provincia”.

“De esta manera, muchas familias sampedreñas ya gozan del servicio de energía eléctrica domiciliaria, mejorando su calidad de vida”, definió.

En cuanto a las obras de agua potable, admitió “sólo estaría faltando la conexión domiciliaria en los asentamientos Cristina Fernández y Los Lapachos; estas obras ya están gestionadas y sólo falta ponerlas en ejecución”.

Por otro lado, dijo que en el marco del Programa Provincial “Un lote para cada jujeño que lo necesite”, se trabajó en lo que hoy es el Barrio Presidente Perón (ex Independiente). Allí se concentra la mayor cantidad de lotes que hay en San Pedro.

El predio cuenta con los servicios de alumbrado público, conexión de luz domiciliaria, agua potable, enripiado en las calles, veredas comunitarias, entre otras.

El municipio también está gestionando un Centro Integrador Comunitario (CIC) para el barrio, se solicitó la construcción de una escuela para el sector y se está ejecutando la construcción de un polideportivo.

En el marco del Programa Provincial “Tu escritura, garantía de futuro”, en San Pedro se gestionaron más de mil escrituras para familias de los barrios viejos de la ciudad; incluso todavía se siguen gestionando muchas más debido a que el trámite, por esta ley, es totalmente gratuito.

En San Pedro la tarea fue muy satisfactoria y, en apenas dos años de la Ley, se superaron las mil escrituras. Esto representa, en primer lugar, una tranquilidad para las familias que ya tienen su escritura y les posibilita el acceso a planes y programas nacionales destinados a mejorar la vivienda.

Por otra parte, el relevamiento que se hizo en todos los asentamientos generó un resultado muy positivo: ya se entregaron más de mil obleas en los distintos barrios; de los más de tres mil lotes que se encuentran en la ciudad, el 70 por ciento ya tiene obleas o ha iniciado el trámite para su obtención, son muy pocos los lotes que faltan regularizar; mientras tanto el personal de la Subsecretaría de Vivienda trabaja todos los días para culminar esta tarea tan importante.

Finalmente, Adriana Portal comentó que diariamente hay vecinos que visitan la Subsecretaría de Vivienda para manifestar su necesidad de un lote y que se suman a la lista de espera que existe desde hace tiempo en San Pedro. “Nosotros estamos trabajando con los lotes que no han sido habitados, para poder dárselos a estas familias que tienen una real necesidad”, explicó.