En este marco, se busca el aumento de la superficie aprovechada, el empleo, la producción y el desarrollo de la actividad, como así también la ampliación del mercado interno y expansión de mercados externos, mediante la integración y coordinación de vínculos entre todos los actores del proceso productivo y la instalación de la marca Jujuy, respetando a su vez el patrimonio ambiental, cultural e histórico de la provincia.

Encabezó la presentación el gobernador Gerardo Morales, quien destacó los avances logrados en Jujuy para la sustentabilidad del sector vitivinícola, aprovechando el potencial y las cualidades distintivas de los productos jujeños.

También estuvieron presentes el vicegobernador de la Provincia, Carlos Haquim; el titular del Instituto Nacional de Vitivinicultura, Carlos Raúl Tizio Mayer; el ministro de Desarrollo Económico y Producción, Juan Carlos Abud Robles; el ministro de Salud, Mario Fiad; el secretario de Turismo de Jujuy, César Siufi; la secretaria de Cultura, Turismo y Desarrollo de Mendoza, Mariana Juri; el auditor general de la Nación, Alejandro Nieva; el comisionado municipal de Purmamarca, Marcelo Aramayo; el secretario de Comunicación y Gobierno Abierto, Raúl García Goyena; el secretario de Gobierno de San Salvador de Jujuy, Gastón Millón; la senadora Silvia Giacoppo, los diputados provinciales Néstor Sanabia y Humberto López y productores jujeños.

Siufi resaltó la importancia de impulsar nuevos productos jujeños y trabajar para posicionarlos en los mercados, con miras a generar empleo y crecimiento sustentable.

Juri, a partir de la rica experiencia mendocina en materia vitivinícola y turística, destacó la decisión estratégica del gobernador Morales de impulsar el turismo del vino. “De la mano de este rubro, llega el empleo, el posicionamiento de la cultura y el desarrollo”, indicó para luego exponer la disposición de los funcionarios de Mendoza de aportar sus conocimientos a favor de los productos jujeños.