Bajo los parámetros de mejora continua, calidad en la gestión y competitividad ante actuales y futuros escenarios, el programa de Alta Dirección de INCAE Business School brindó a referentes del Gobierno Provincial y del sector privado nuevas herramientas gerenciales y de liderazgo, con vistas a contribuir con recurso humano especializado al desarrollo de Jujuy.

Las capacitaciones tuvieron lugar en Infinito por Descubrir. Uno de los especialistas internacionales presentes, John Ickis, resaltó el compromiso con el que trabajaron los primeros alumnos de este proceso provincial, inédito en esta región y que tiene como horizonte el posicionamiento jujeño como sede de formación en negocios.

El experto en planificación y ejecución de procesos estratégicos explicó que durante esta etapa de la cursada se abordaron temas relacionados con los factores y formas de organizar la competitividad, como también sobre “los posibles escenarios del futuro para poder planear”.

Asimismo, hizo hincapié en el entusiasmo de los participantes estatales y privados, remarcando la “calidad de las contribuciones”.

En este sentido, valoró la importancia de “las iniciativas empresariales, como las de tecnología, energía solar, además de los emprendimientos que están haciendo aquí; y también la calidad del turismo que se está promoviendo, en cooperación del sector público y privado”.

Hizo referencia a la necesidad de avanzar en la provincia con las mejoras en infraestructura productiva, siendo esto valorado como un aspecto principal para fomentar el desarrollo territorial y el crecimiento económico.

“Se está hablando de poner en funcionamiento el ferrocarril, que traza lo que era una línea histórica, económica y turística; eso es muy importante en términos de competitividad”, refirió Ickis.

Este proceso formativo ejecutado por el Ministerio de Desarrollo Económico y Producción, finalizó con una jornada ampliada destinada al personal técnico y administrativo de la cartera ministerial, donde se trató la potencialidad de los recursos humanos en la mejora de la competitividad de las organizaciones.

Ickis ponderó la “necesidad de mejorar continuamente y de incrementar la calidad del recurso humano”, ya que el contexto laboral exige “competir con trabajos de mucha calidad” y es importante que “se beneficie a la gente para mejorar los estándares de vida y no solamente suministrando mano de obra”.