El juez Gastón Mercau dispuso hoy la detención de Claudia Trenque, escribana de la agrupación Tupac Amaru, en el marco de las causas por corrupción en la que está bajo sospecha la dirigente kirchnerista Milagro Sala.

Trenque quedó imputada a comienzos de este año en el marco de una causa que busca determinar de dónde salieron los fondos para la compra de autos de alta gama de los hijos de Sala, Sergio y Claudia Chorolque, y otros integrantes de la Tupac adquiridos hasta el 2015.

La orden de arresto la emitió el juez Mercau por solicitud del fiscal a cargo del expediente, Aldo Lozano. La sospecha apunta a que la operación de compra de una camioneta a varios vehículos por parte de la familia se concretó a partir del dinero público que debía destinarse a viviendas sociales.

Trenque se había presentado ante el juez por esa “megacausa” en la que está involucrada Sala, y había rechazado las acusaciones. Además, había pedido llevar el caso ante la Justicia federal. Sin embargo, el magistrado denegó el requerimiento.

La escribana está siendo investigada por los delitos de “encubrimiento agravado por aseguramiento y provecho de bienes de origen ilícito, en concurso real y en coautoría”. También están imputados dos hermanos de la letrada.

Las complicaciones para Trenque arrancaron durante el mes de enero, cuando la Justicia de de Jujuy secuestró más de una docena de autos por aparentes irregularidades en su adquisición. Siete de ellos habían sido comprados al contado por Sergio Choroque entre 2011 y 2015.

Tres camionetas Toyota Hilux, dos Fiat 500 (Cinquecento), un Fiat Idea y un Fiat Palio, son los modelos que el joven compró y puso a su nombre, según informó el fiscal Aldo Lozano. Y tres de ellos los adquirió el mismo día.

El familiar de Sala, hasta ahora, no pudo justificar cómo logró juntar el dinero suficiente para comprar los lujosos vehículos.