El ministro de Hacienda de Jujuy, Carlos Sadir, afirmó hoy que el presupuesto 2018 de la provincia tendrá una merma de hasta 25 por ciento, con foco en una reducción de gastos de los ministerios.

“Se llegó a un acuerdo con las autoridades de la Legislatura para tener una disminución de entre 20 y 25 por ciento, respecto del año anterior”, indicó Sadir al presentar esta mañana el proyecto de Presupuesto 2018 ante legisladores de la Comisión de Finanzas.

Agregó que, “para este ejercicio, las erogaciones son 44.000 millones de pesos y los recursos, 41.000 millones, lo que supone un déficit de 3.200 millones”.

“La partida de bienes y servicio, que básicamente es lo que utiliza el Estado para funcionar, tuvo un crecimiento muy bajo y significará un ahorro grande”, explicó el funcionario.

Sadir apuntó que “también en las partidas de erogación de capital se trató de ser lo más restrictivos posible, principalmente en los ministerios que corresponden al poder ejecutivo para ahorrar por la situación de déficit que se viene atravesando”.

“La idea es trabajar en mejorar la calidad de las erogaciones y estamos planteando esto en todos los ministerios tratando de hacer una reducción tanto de bienes y servicios como de capital”, resumió el ministro de Finanzas, aunque descartó modificaciones en el esquema de funcionamiento de los mismos.

Sadir indicó que se apunta a “tomar cada vez menos deuda, que también se vería reducida por el consenso fiscal que se firmó entre las provincias, que tiene un régimen de compensación en el stock de deuda”.

“Acorde a la ley de responsabilidad fiscal, que plantea como obligación para todas las provincias que no se puede incrementar la planta de personal, se avanzará a nivel provincial en ese sentido y buscará que los municipios asuman ese compromiso”, concluyó.