El Ministro de Infraestructura, Jorge Rizzotti formalizó la entrega del edificio terminado a la comunidad educativa del Colegio Secundario de la localidad de Casira.

El Secundario de Artes Nº 30 de Casira, ya cuenta con edificio nuevo. Reconocida por su potencial artístico en toda la región, los joven es de la localidad podrán disfrutar de un nuevo y moderno espacio educativo provisto de las instalaciones necesarias para el desarrollo de los talleres de alfarería.

Rizzotti acompañado por el titular de la Dirección General de Arquitectura José Ignacio Suarez a cargo de la proyección e inspección técnica de la obra le entregaron a la Directora del establecimiento Lic. Noemí Gregorio la llave para que inicie el equipamiento de las las y los talleres.

Durante el encuentro con la comunidad el ministro Rizzotti compartió una pequeña ceremonia de agradecimiento a la tierra y posterior bendición del nuevo establecimiento. En ese momento destacó, “nuestro reconocimiento a la comunidad educativa que en la persona del fallecido Director Ricardo Raúl Cardozo luchó en Jujuy y en Buenos Aires por esta escuela, y a cada trabajador anónimo que puso su fuerza por este edificio para que cada niño de Casira tenga las mismas oportunidades que cualquier otro en el país y así puedan hacer crecer sus saberes y su arte sin dejar atrás su tierra”.

Por su parte, la directora Gregorio destacó que “este acto representa un anhelo cumplido, y la posibilidad de ofrecerles a nuestros jóvenes un futuro productivo y con identidad”.

Acompañaron al Minsitro Rizzotti, el comisionado Daniel Mamani, representando a la cartera de Educación la secretaria de Calidad e Innovación Educativa, Natalia García Goyena, funcionarios de Infraestructura, Humberto García y Hugo Montaño, los diputados provinciales Alfredo Tinte, Osvaldo Cuellar y Alejandra Elías y la presidenta de la Comunidad de Casira, Lucia Cruz.

Obra Colegio Secundario de Artes Nº 30 de Casira

En materia de infraestructura la obra consistió en la construcción del edificio central, de 680 m2 aproximadamente, incluyéndose superficies cubiertas y semi-cubiertas, lo que abarca: accesos, cinco aulas-taller, espacios para la dirección escolar, secretarías y departamentos administrativos, un salón de usos múltiples (SUM), talleres semi-cubierto e instalaciones sanitarias.

Con una inversión de $ 9.646,761 otorgado por CAF Banco de Desarrollo de América Latina dentro de su programa de mejoramiento integral de edificios educativos.

Durante el proceso de obra se prestó especial atención y cuidado estético considerando que el espacio construido no sólo cumple funciones de educación media para la comunidad de Casira, sino que forma parte de un espacio en el que saberes culturales y ancestrales como la alfarería, otorgados por los maestros de la comunidad como una herramienta de trabajo y tradición.

El sistema de construcción que se utilizó es tradicional, manteniendo la arquitectura la zona y con mano de obra local para generar fuentes de trabajo local.