Equipos técnicos y directivos de la Dirección Provincial de Inmuebles (DPI) realizan nuevos relevamientos que permitirán ampliar el horizonte en materia de acceso a la tierra. Las acciones son promovidas por la Secretaría de Ordenamiento Territorial y Vivienda en coordinación con Inmuebles.

El plan Jujuy Hábitat y su Sistema de Transparencia para la Adjudicación de tierras fiscales, con los que el Ministerio de Infraestructura a cargo de Jorge Rizzotti ejecuta la política de acceso a la tierra fiscal, involucra el trabajo de varias áreas ministeriales, especialmente las de la Secretaría de Ordenamiento Territorial y Vivienda.

La Dirección Provincial de Inmuebles (DPI) es una de las áreas integrante de la Secretaría de Ordenamiento Territorial, y ejecuta relevamientos topográficos y mensuras de tierras fiscales como aporte a la política de acceso a la tierra. Los trabajos ejecutados íntegramente por equipos profesionales de topógrafos, agrimensores y especialistas en planimetría y mensuras de la DPI son pieza fundamental para el Sistema de Transparencia, ya que suma a las otras de la Secretaría en pos de la planificación ordenada y el consecuente ordenamiento territorial.

Jujuy Hábitat tiene prevista la regularización, en todo el territorio provincial, de los lotes fiscales para lo cual las labores de mensura representan un paso esencial al momento de iniciar el proceso de regularización, tanto para la ejecución de obras para nuevos loteos como para la regularización de la planimetría de tierras que llevan, en algunos casos, más de 30 años sin regularizar.

Matías Luna, titular de la DPI, señaló que “en Inmuebles contamos con equipos capacitados para la ejecución de estas tareas en toda la provincia; junto a ellos nos propusimos como primera meta realizar las mensuras de los barrios ya constituidos y de los terrenos fiscales que desde hace más de un año sortea la Secretaría de Ordenamiento y entregando en diferentes puntos a las familias que más lo necesitan”.

“Siguiendo las indicaciones del ministro Rizzotti y del secretario de Ordenamiento, Humberto García, hoy estamos trabajando La Quiaca, Abra Pampa, Mina Pirquitas, Loma Blanca, La Intermedia, Puesto del Marqués, Humahuaca, Tilcara, Maimará, Palma Sola, Santa Bárbara, San Pedro, Fraile Pintado, Yuto, El Bananal, Santa Clara, Valle Grande, San Francisco, Caspala, La Mendieta, Palpalá y diferentes barrios de San Salvador de Jujuy, principalmente Alto Comedero”, resaltó el director de Inmuebles.

“Gran parte de esas zonas no cuentan con plano aprobado y persisten de manera irregular desde hace décadas; en muchos casos hay viviendas construidas y no cuentan con planos aprobado, por lo que nuestro trabajo es fundamental, ya que una vez realizada la mensura y el plano, las familias podrán acceder al inicio de trámite de escritura de su terreno o su inmueble, que los convertirá en dueños”, especificó Luna.

Los relevamientos y mensuras tienen como condición para su posterior aprobación que los terrenos que fueron otorgados no cuenten con riesgo hídrico. Las mensuras se inician al realizar un relevamiento en cada loteo, lo que implica el despliegue de equipos para efectuar mediciones y cálculos, que posteriormente permiten la confección de la planimetría exacta. Una vez cumplimentados tales pasos, se procede a iniciar el trámite de aprobación de plano para el loteo.

Como el Ministerio de Infraestructura anunciara a finales de 2017, la DPI adquirió equipamiento técnico que hoy permite realizar las tareas de campo con trabajadores de la Dirección sin tercerizar en empresas privadas.